Las razones por las que deberías elegirnos

1

Más de 20 años de experiencia

Funcionando con Autorización Sanitaria acorde a la normativa actual, resolución N°67632/31-10-2007 del Ministerio de Salud

2

Dirigida por su dueña

Enfermera Universitaria con permanencia diaria

3

Atención esmerada

Atención cercana y cariñosa, focalizada en cuidados de enfermería

Testimonios

Lo que la gente dice de nosotros

Quiero indicarles y recomendar a Uds..un Hogar para adultos mayores excepcional..no sólo es un hogar es una clínica…donde al paciente lo tratan con amor..paciencia..tratamientos adecuados. Limpio..ordenado..buena alimentación…siempre preocupados de cada paciente. Tengo a mi marido desde el año 2011 y nunca he tenido un problema por ninguna circunstancia…si hay que ponerle nota..un 10!! Super recomendable.

Patricia Briones Fonseca

Consultant

«Mi muy estimada Roxana, queridas auxiliares y chicas que cumplen las labores de apoyo y servicio en tan noble trabajo como es el cuidar a nuestros queridos familiares en «Apogen». Deseo exteriorizar con toda la fuerza de mi corazón y de la manera más pública posible, mi agradecimiento por todos los cuidados que han dispensado a mi madre: «yayita», especialmente después del día 31.12.2007, cuando junto al Dr. Luis Corvalán (un reconocimiento para él también), se constituyeron en la diferencia entre la vida de hoy y la casi partida definitiva de mi amada «yayita». Vuestra calidad humana, vuestra calidad profesional son sobresalientes, más digna de ser destacadas. Vuestra ayuda, proactividad, atención y vigilia a mi madre durante los críticos días posteriores al ya señalado, comprometen más que mi reconocimiento, mi afecto sincero hacia todos ustedes. Roxana……..gracias por todo, gracias a nombre de mi «yayita», gracias por permitirme seguir creyendo que en este mundo existen tan buenas personas como ustedes.»

Miguel Vergara V

«Soy Augusto Boegel, el apoderado de la Sra. Ligia, les escribo para dar mi testimonio acerca de Apogen. Cuando una llega por primera vez y deja en manos desconocidas a un ser tan querido como tu madre, tienes muchos sentimientos encontrados, te cuestionas todo, ¿Cómo será?, ¿Estará bien cuidada?, ¿Se adaptará a esta nueva vida?, ¿Serán cariñosos con ella?, ¿Será esta la mejor opción?, ¿Estaremos haciendo lo correcto? Al principio debo reconocer que es muy difícil, pero con el paso de los días te vas dando cuenta que todas esas preguntas se van disipando, y que sin conocer mayormente a mi viejita, le van entregando «cuidados y cariños». Siento de verdad que Apogen más que una casa de reposo, hoy la sentimos como nuestra propia casa. La primera vez que conversé con Roxana, le dije que mi mamá había perdido las ganas de sonreír y hoy «Gracias a Dios» a comenzado nuevamente a sonreír. Además quiero en estas pocas líneas, agradecer a todo el personal que trabaja en la «Casa de mi mamá», la disposición y el cariño hacia ella. Con cariño, AUGUSTO»

Augusto Boegel